En el Día de las Naciones Unidas celebramos el aniversario de nuestra Carta fundacional, el documento de referencia en el que se plasman las esperanzas, los sueños y las aspiraciones manifestadas por “nosotros, los pueblos”.

Las mujeres y los hombres de las Naciones Unidas se esfuerzan cada día por dar un significado práctico a lo dispuesto en la Carta.

A pesar de las dificultades y los obstáculos, nunca nos damos por vencidos.

La pobreza extrema va en descenso, pero las desigualdades van en aumento.

Pese a todo, no nos damos por vencidos porque sabemos que, reduciendo las desigualdades, aumentamos la esperanza, las oportunidades y la paz en todo el mundo. 

El avance del cambio climático es más rápido que las medidas de respuesta, pero no cejamos en nuestro empeño porque sabemos que la acción por el clima es el único camino posible.

En muchos lugares se violan los derechos humanos. Sin embargo, no nos damos por vencidos porque sabemos que el respeto de los derechos humanos y de la dignidad humana es una condición básica para la paz. 

Los conflictos se multiplican y la gente sufre. Sin embargo, tampoco nos damos por vencidos porque sabemos que todos los hombres, todas las mujeres y todos los niños merecen vivir en paz. 

En el Día de las Naciones Unidas, reafirmemos nuestro compromiso de recuperar la confianza perdida, de cuidar la salud de nuestro planeta, de no dejar a nadie atrás, y de defender la dignidad de todos y para todos, como naciones unidas. 

Publicado 24/10/2018 Categoría: Noticias
Nota Cortesía: PNUD Venezuela - Foto cortesía
 Print Friendly and PDF

PUBLICACIONES

TWITTER

VIDEOS